Qué significa accidente - Información, significado y ejemplos de oraciones con accidente

Envíanos un mensaje


Enviar

Definición de accidente



Definición de accidente
Anuncios
Actualizado: 09/09/2010
  1. m. Suceso inesperado, generalmente desgraciado.
  2. Fil. Lo que modifica una cosa momentáneamente.
  3. Gram. Alteración de las terminaciones de las palabras, para indicar género, etc.
  4. Mús. Signo con que se altera el tono de un sonido.

    Origen etimológico de la palabra: proviene de la palabra latina accidens, accidentis, presente participio de accidere (suceder); ad + cadere (caerse).

Segundo diccionario:
accidente
  1. m. Calidad o estado que aparece en alguna cosa sin que sea parte de su esencia o naturaleza.
  2. Suceso eventual, que altera el orden regular de las cosas,
  3. Suceso eventual o acción de que involuntariamente resulta daño para las personas o cosas. Seguro contra accidentes.
  4. Enfermedad que sobreviene repentinamente y priva de sentido, de movimiento o de ambas cosas.
  5. Pasión o movimiento del ánimo.
  6. Irregularidad del terreno con elevación o depresión bruscas, quiebras, fragosidad, etc.
  7. Gram. Modificación de su estructura material que sufren el nombre, el adjetivo y ciertos pronombres para expresar su género y número, y también el verbo para denotar sus modos, tiempos, voces, números y personas.
  8. Med. Síntoma grave que se presenta inopinadamente durante una enfermedad, sin ser de los que la caracterizan.
  9. Mús. Signo con que se altera la tonalidad de un sonido. Son tres: el sostenido, el bemol y el becuadro.
  10. pl. fig. Teol. Color, sabor y olor que en la Eucaristía quedan del pan y del vino después de la consagración.
  11. —del trabajo. Lesión corporal que sufre el operario con ocasión o a consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena. Ver: accidente del trabajo
  12. Por accidente, m. adv. Por casualidad.
    2º artículo
  1. Hecho fortuito que ocasiona un daño. La noción de accidente en su expresión más amplia es tan antigua como el hombre. La vida humana, en cualquier circunstancia, lleva implícita una serie de riesgos en potencia que nos acompañan desde la cuna hasta la tumba. El concepto de accidente, sinónimo de desgracia, de dolor, de muerte, que, acechando en cualquier lugar y momento, se ha erigido en azote de la humanidad, ha adquirido nuevos matices y derivaciones con el advenimiento de la revolución industrial y como consecuencia de las poderosas fuerzas liberadas por ella: el motor de explosión y el maquinismo. En tales condiciones el accidente, emparejado con los humos, el ruido y la tensión emocional, figura entre los subproductos no deseados pero inevitables de nuestra moderna civilización técnica.

    En dos grandes grupos pueden clasificarse los accidentes: 1) los derivados de prestaciones laborales, que pueden encuadrarse dentro de la amplia categoría del «riesgo profesional»; 2) los debidos a negligencia, caso fortuito o fuerza mayor. En esta segunda categoría destacan trágicamente los accidentes de circulación.

    Accidentes Laborales: ntiende la Ley por accidente laboral toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena. Vemos, pues, que la Ley considera accidente no sólo el derivado directamente del trabajo (causalidad funcional) sino también el produc... Para seguir leyendo ver: Accidentes Laborales

    Accidentes De Circulación: on verdaderamente aterradoras las cifras que arrojan las estadísticas. Aproximadamente el 63 % de los accidentes de tráfico puede imputarse a faltas cometidas por los conductores; en un 70 % de los casos se ha infringido el Código de la Circulación; la quinta parte de las veces conductor o pea... Para seguir leyendo ver: Accidentes De Circulación


    Los accidentes domésticos, que se ensañan particularmente en niños y ancianos, suelen tener como causas principales las caídas, el fuego, la sofocación mecánica, los venenos, las armas de fuego y los gases tóxicos.

    Por lo que respecta a los transportes, el medio más seguro parece ser el barco, seguido muy de cerca por el tren y el avión. A este respecto es interesante observar que el avión resulta treinta veces más seguro que el automóvil, según demuestran las estadísticas referidas a pasajero-kilómetro.

    Accidentes, Culpa Extra-Contractual: egún acabamos de ver, los accidentes no originados en el trabajo cubren una variadísima gama que va desde las grandes catástrofes y siniestros hasta los pequeños daños de origen doméstico, pero todos estos accidentes, cuyo casuismo es interminable, presentan un denominador común: norm... Para seguir leyendo ver: Accidentes, Culpa Extra-Contractual

    Accidentes, Culpa Penal: n el orden penal la imprudencia puede ser temeraria o simple (con infracción o sin infracción de reglamentos). La imprudencia temeraria se caracteriza por la negligencia inexcusable y el olvido de las precauciones más elementales, como ocurre en los casos de conducir un autobús a... Para seguir leyendo ver: Accidentes, Culpa Penal

    Accidentes, Culpa Civil: in llegar a la responsabilidad criminal existe en el campo del Derecho la responsabilidad civil. Las leyes españolas la recogen y tratan ampliamente tras sentar el principio de que todo aquel «que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a re... Para seguir leyendo ver: Accidentes, Culpa Civil


    - Prevención de accidentes en la industria. Capítulo interesante en esta materia es el de la prevención de los accidentes de trabajo. Los patronos tienen el deber de emplear todas las medidas posibles en orden a la seguridad e higiene del trabajo en beneficio de sus obreros, así como de adoptar cualquier clase de medio preventivo que tienda a disminuir los riesgos originados por imprudencias debidas a la rutina, consecuencia natural del ejercicio continuado de una misma clase de trabajo, o por la peligrosidad del propio trabajo o sus circunstancias. La legislación sobre seguridad e higiene en el trabajo es muy variada y compleja. Comprende disposiciones sobre mecanismos preventivos, seguridad, construcción e inspección de andamios, establecimientos peligrosos, incómodos o insalubres; prohibiciones sobre el empleo de cerusa, sulfato de plomo o productos que contengan estos pigmentos en la pintura interior de edificios y sobre el transporte a brazo de bultos de más de 80 kg de peso; disposiciones especiales sobre explosivos, industrias eléctricas, fluidos, iluminación de interiores, etc.; reglamentaciones de policía minera, sobre seguridad e higiene en la construcción, etc. La adopción de todas estas medidas no exime del pago de las indemnizaciones legales, pero, en caso de siniestro, la falta de medidas preventivas motivará un aumento de la indemnización en un 50 % sin que esta cantidad pueda ser objeto de seguro.

    Modernamente se realizan campañas de difusión entre los trabajadores de las causas principales que originan los siniestros en sus respectivas tareas, a fin de inculcar en ellos el, sentido de responsabilidad que contribuya a evitar o aminorar la producción de accidentes. A tal fin los patronos deben colocar en lugar y con caracteres bien visibles las instrucciones dictadas a los obreros para la prevención de accidentes.

    Uno de los capítulos más importantes de psicología industrial es el constituido por el estudio de la fatiga, del rendimiento humano decreciente, de la alegría en el trabajo, a cuyo fin se estudian escrupulosamente todos los detalles que pueden afectar al ánimo del operario, como son la habilitación de locales claros y espaciosos, el color de la pintura empleada, el trabajo con música, etc. En el novísimo sistema de relaciones humanas entre el mundo empresarial y el laboral figura también en destacado lugar el estudio de los problemas personales del trabajador. A este respecto es interesante citar la figura del asistente social norteamericano. Todos estos factores contribuyen no sólo a mejorar el rendimiento en el trabajo sino también a disminuir el número de accidentes.

    Finalmente procede señalar que en la elaboración de los Reglamentos de Régimen Interior de las Empresas que actualmente se están estructurando ocupa lugar muy destacado el capítulo sobre prevención dé accidentes.


    - Prevención de accidentes en calles y carreteras. La prevención de accidentes en calles y carreteras afecta principalmente a la seguridad del tráfico y a la del peatón. La seguridad del tráfico alcanza a todo hombre, mujer o niño, que en múltiples ocasiones se transforman en pasajeros, conductores o peatones expuestos a los azares del tráfico. La medida más eficaz consiste en reforzar las leyes de tráfico, con tal que exista una acción educativa de la masa ciudadana; los lugares más seguros son siempre aquellos en que se respeta rigurosa y voluntariamente el Código de circulación.

    En lo que respecta a los conductores, la expedición de permisos de conducir y la inspección de los vehículos resultan medidas adecuadas. La primera de ellas garantiza que los conductores conocen las leyes del tráfico y las maniobras más seguras. La inspección de vehículos debiera realizarse por lo menos una vez al año, si bien esta medida no siempre resulta totalmente eficaz, pues un automóvil revisado puede resultar inseguro a causa de su empleo indebido o como simple consecuencia del desgaste.

    La otra fase de la prevención de accidentes en las calles y carreteras afecta a los peatones, amenazados por aceras defectuosas, carencia de señalización, caídas de alambres, cables o edificios, obstrucciones, fuegos públicos, etc. La prevención de accidentes en este campo supone el empleo de medidas de seguridad adecuadas e indicadores especiales, así como el cumplimiento de las leyes.

    A efectos prácticos se establecen normas sencillas condensadas en el doble decálogo tan difundido del automovilista y del peatón:

    Decálogo del automovilista. 1) No conducir en estado de embriaguez; 2) no utilizar cubiertas gastadas; 3) atender al espejo retrovisor cuando se va a realizar alguna maniobra; 4) no tener los escapes libres; 5) conducir prudentemente; 6) ajustar la velocidad al estado de la carretera; 7) dominar en todo momento las reacciones del automóvil; 8) no utilizar los focos indebidamente en forma que se ciegue al conductor de enfrente; 9) limpiar la grasa caída en el piso cuando se repara el coche; 10) dejar libre la mitad izquierda de la calzada cuando se adelanta a bicicletas, motos y carros en curvas poco visibles.

    Decálogo del peatón. 1) Circular por las aceras guardando la derecha; 2) cruzar por los pasos señalados, respetando las señales de tráfico; 3) circular por la izquierda en las carreteras; 4) no llevar animales sueltos por calles y carreteras; 5) no asomarse por las ventanillas de los vehículos; 6) no subir ni bajar de los vehículos cuando están en marcha; 7) no cruzar sin cerciorarse antes de que se puede hacer sin riesgo; 8) prestar ayuda al que no puede valerse por sí mismo; 9) respetar los derechos de los demás; 10) ser prudente en todo momento y en cualquier circunstancia.


    - Prevención de accidentes en las escuelas. La prevención de accidentes en las escuelas no debe limitarse a cuidar de los alumnos durante su permanencia en el centro o en sus lugares de recreo, sino que debe extenderse a sus actividades en las horas libres. El mejor procedimiento es incorporar al plan de estudios un programa educativo que enseñe a los muchachos el modo de producirse los accidentes y la manera de evitarlos.


    - Prevención de accidentes en los hogares. La prevención de accidentes en el domicilio resulta la más difícil de todas tanto por su extensión como por la diversidad de personas expuestas a ellos. Su principal causa es la mala disposición interior, la falta de cuidado o las acciones irreflexivas. Ingenieros y arquitectos colaboran en la medida de sus fuerzas con diseños de seguridad, inspección de edificios y protección contra incendios. El domicilio puede y debe ser la cuna de la seguridad tanto en teoría como en la práctica.
    3º artículo
    Origen de la palabra: conjugación del verbo «accidentar», modificándolo así: accidente

  1. (accidente) conju. v. Conjugación del verbo accidentar. Se trata de la primera persona del singular (yo accidente) del Presente del Subjuntivo.

  2. (accidente) conju. v. Conjugación del verbo accidentar. Se trata de la tercera persona del singular (él / ella / usted accidente) del Presente del Subjuntivo.

  3. (¡accidente!) conju. v. Conjugación del verbo accidentar. Se trata de la tercera persona del singular (él / ella / usted accidente) del Afirmativo del Imperativo.

  4. (¡no accidente!) conju. v. Conjugación del verbo accidentar. Se trata de la tercera persona del singular (él / ella / usted no accidente) del Negativo del Imperativo.

    ♦ Leer oraciones donde se usa «accidente» aquí: Ejemplos de usos de accidente

    ♦ Ver todas las conjugaciones de «accidentar» aquí: accidentar

Sinónimos y antónimos de accidente
Sinónimos de accidente : incidente, suceso
Sinónimos de accidente : choque, contratiempo, daño, peripecia, perjuicio, revés
Sinónimos de accidente : desmayo, indisposición, patatús, soponcio

Ejemplos de oraciones con accidente (y derivados)
« Lidi Eberhardt, enfermera del Hospital Arcadia Valley, en Pilot Knob, acudió a la mina tan pronto le informaron del accidente. »
« Cuando todo va bien, el optimista se atribuye el crédito, mientras que el pesimista ve el éxito como un mero accidente. »
« Toda enfermedad tiene una causa, pero, a menudo, un accidente sólo es resultado de la estupidez. »
« Es 50 veces más probable que usted muera ahogado en un accidente. »
« Llamados al hospital a las 2:30 de la madrugada, los padres de Matt se quedaron estupefactos al saber cómo había ocurrido el accidente, y consternados al ver a su hijo inconsciente en la cama, con la cara y la cabeza abotagadas, y con tubos insertos en nariz, boca y brazos. »


Más ejemplos en la web:
Análisis de accidente
Se usa o puede usarse como: adverbio, sustantivo masculino, en sentido figurado, conjugación del verbo
La palabra accidente tiene 4 sílabas.
Separación en sílabas de accidente: ac-ci-den-te
Tiene su acento prosódico (sin tilde) en la sílaba: den
Tipo de acentuación de accidente: Palabra grave (también llana o paroxítona).
Palabra inversa: etnedicca
Número de letras: 9
Posee un total de 4 vocales: a i e e
Y un total de 5 consonantes: c c d n t
¿Es aceptada "accidente" en el diccionario de la RAE? Ver aquí
Compartir la definición, preguntar y buscar


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)

Respondemos tus consultas o comentarios a continuación
Palabras cercanas

Posibles palabras o artículos relacionados
Abreviaturas empleadas en la definición
A. = alemán o antes
adv. = adverbio o adverbial
conju. v. = conjugación verbal
fig. = figurado
Fil. = Filosofía
Gram. = Gramático
m. = sustantivo masculino
m. adv. = modo adverbial
Med. = Medicina
Mús. = Música
pl. = plural
Teol. = Teología
V. = Ver o Verbo
Más abreviaturas...
Cómo citar la definición
Definiciones-de.com (2010). Definición de accidente - ALEGSA © 09/09/2010 url: http://www.definiciones-de.com/Definicion/de/accidente.php

¿Preguntas sobre esta palabra?: respondemos aquí



[ Imágenes relacionadas a "accidente" ]
accidente
Esta imagen puedes emplearla con fines didácticos en la escuela, institución educativa o proyectos web.

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Buscar por palabra o frase:

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Búsqueda por sugerencias: nuevo

Buscar por palabra o frase:

Puede hacer preguntas y responderemos a la brevedad preguntar aquí

¿Hay un error o falta alguna definición?: reportar






Preguntas y comentarios

    No hay ningún comentario todavía

Todos los derechos reservados © 1998 - 2017 - Diccionario de ALEGSA - Santa Fe, Argentina. Políticas y privacidad