Qué significa caballería, orden de - Información, significado y ejemplos de oraciones con caballería, orden de

Definición de caballería, orden de



Definición de caballería, orden de
Anuncios
Actualizado: 24/09/2015
  1. Gran institución feudal en que se combinaban como rasgos característicos la organización militar, la posesión de la tierra y una especie de código de conducta y maneras. El caballero comprometíase mediante juramento a cumplir en todo momento y circunstancia las reglas y deberes de la institución.

    Orígenes. Difíciles son de precisar los orígenes de la caballería, que han de buscarse empero en las instituciones galo-romanas y franco-teutonas. En el siglo x era ya costumbre de muchos terratenientes ceder sus tierras a algún poderoso señor a cambio de la protección que éste les brindaba. Simultáneamente, los invasores francos y teutones introdujeron en Europa un elemento de su organización militar, el comitatus, descrito por Tácito, en que los jóvenes de elevado linaje eran adiestrados en el uso de las armas y luego admitidos en la organización militar mediante un ceremonial en que juraban lealtad a su jefe. De la fusión de ambas instituciones nació paulatinamente la caballería, sometida con el tiempo a la influencia espiritualizadora de la Iglesia.

    Nuestro término «caballero» deriva del latín cava-llarius, que cabalga, que anda a caballo. Su equivalente en otros idiomas europeos viene a tener idéntica significación y en muchos casos el mismo origen. Con la introducción durante el siglo viii de la caballería como arma de guerra aparecen en Europa, en sentido estrictamente militar, el chevalier francés, el caballero español, el knight inglés, el Ritter alemán y el cavaliere italiano.


    Prerrequisitos de la caballería.

    Como ya se ha mencionado, era tradición que los caballeros poseyeran la tierra de su feudo y fueran nacidos en noble cuna. Antes de ser armados, los aspirantes habían de servir varios años en calidad de pajes en la mansión de algún señor, a fin de aprender las reglas del honor y las costumbres cortesanas y, más tarde, de escuderos de un caballero, para conocer el arte de la guerra. Precisaban igualmente pasar por la ceremonia de la investidura, llamada espaldarazo, que por lo común tenía lugar en Navidad, Pascua o Pentecostés y, alguna vez, irregularmente en el mismo campo de batalla. En sus primeras manifestaciones, la ceremonia consistía simplemente en uno o tres golpes que, acompañados de las palabras de rigor, administraba al caballero en ciernes el investidor con el puño o, más frecuentemente, con la espada. Al correr del tiempo el ritual se hizo más complicado y exigió la celebración de fiestas cortesanas, la entrega al caballero de armas, espuelas y armadura y el cumplimiento de ciertas devociones religiosas.

    Aunque la caballería estuviera, como se ve, firmemente enraizada en el feudalismo, dos factores contribuyeron a divorciarla de él. Por un lado, la progresiva subdivisión hereditaria del feudo hizo que muchos nobles no pudieran mantenerlo como correspondía al rango de caballero, sin contar con que la primogenitura privaba de toda fortuna a muchos hijos menores de la nobleza. Por otro, había que contar con los soldados de las Cruzadas, carentes de toda pertenencia o forzados a vender sus tierras para procurarse el equipo y pertrechos necesarios. Estos individuos, aun sin pertenecer a la clase de poseedores de la tierra dentro del sistema feudal, no podían ser excluidos del honor de la caballería siempre que cumplieran otros prerrequisitos o prestaran a sus soberanos o a la Iglesia algún servicio relevante.


    Órdenes de caballería.

    Con toda probabilidad fue en las filas de estos caballeros sin fortuna donde comenzó a gestarse el código de la caballería y fue, asimismo, de tales servidores de la Cruz de donde se nutrieron las grandes órdenes de caballeros monásticos. En estas órdenes, cuyos exponentes más relevantes fueron los caballeros hospitalarios, templarios y teutónicos, vinieron a fundirse las formas militares y la disciplina monástica. Los hospitalarios y templarios, por ejemplo, hacían voto de celibato y todos se sometían a reglas o constituciones estrictamente definidas que no prescribían lealtad a un determinado señor temporal, sino obediencia a la Iglesia y a los ideales de cruzada del cristianismo medieval. La primera orden instituida fue la de los Caballeros Hospitalarios, fundada hacia 1048 por un grupo de voluntarios con ánimo de procurar asistencia y cuidado a los enfermos y ancianos que se dirigían en peregrinación a Tierra Santa; la de los Templarios fue creada en 1118 para defensa del Santo Sepulcro y protección de los peregrinos; la de los Caballeros Teutónicos, establecida en 1191, tenía por objeto prestar servicio en Tierra Santa contra los musulmanes.

    Caballería andante.

    En el Código de la primitiva caballería feudal ocupaban lugar principalísimo la lealtad al caudillo militar, el cumplimiento de las obligaciones emanadas de la tenencia de las tierras y la pleitesía personal. En las acciones de los caballeros brillaban, sin embargo, por su ausencia la devoción religiosa, la bondad humana, la compasión y la humildad. En los albores del siglo xi se encontraba el continente relativamente seguro contra las invasiones extranjeras, mas se veía amenazado por guerras y luchas intestinas. La Iglesia, por medio de las Cruzadas, hizo suyo a la sazón el arte de la guerra e introdujo en la caballería los conceptos de humildad, ayuda y protección al débil, haciendo del servicio a Dios un deber de la espada. A esta mezcla de religión y militarismo vino a unirse en los caballeros, particularmente en los cruzados, una fervorosa devoción a la Virgen María, que serviría más tarde para establecer un código de servicio a la mujer y exaltación del amor platónico. Es de notar, sin embargo, que, pese a la aureola romántica que en la leyenda y literatura en vuelve al «caballero», su código adolecía de numerosos defectos. Los caballeros sólo reconocían su deber caballeresco dentro de ciertos límites; de los desconocidos seguían siendo enemigos crueles o, en el mejor de los casos, amigos poco seguros. La romántica actitud para con el sexo opuesto rara vez se extendía a las propias esposas, tomadas por la dote que aportaban y no como objetos de amor; consecuentemente el código pasó a convertirse en un sistema de relaciones extramaritales, en que a todo caballero se le suponía el amor de una dama —no el de su propia mujer y sí, a menudo, el de la esposa de otro—, a quien dedicaba poemas y madrigales y por cuyo favor y honor realizaba en los torneos mil proezas. Sin embargo, pese a sus defectos, la caballería sirvió para restaurar en Europa el orden civil y paliar el militarismo brutal del primitivo feudalismo.

    Ocaso De La Caballería.

    La expulsión (1291) de los cruzados de Tierra Santa marcó el fin de la verdadera caballería. En el siglo xiv, sus símbolos, externos —los torneos, el sistema de aprendizaje, las devociones religiosas— aparecían más refinadas que nunca, pero la inmoralidad de las actitudes románticas, las técnicas mutables de la guerra, el auge del mercantilismo y las ciudades, el cambio del servicio personal por el tributo, todo contribuyó a convertirla en una anacrónica institución social. Véase Edad Media; Feudalismo; Torneo.

Análisis de caballería, orden de
Palabra inversa: ed nedro ,aírellabac
Número de letras: 18
Posee un total de 8 vocales: a a e í a o e e
Y un total de 9 consonantes: c b l l r r d n d
¿Es aceptada "caballería, orden de" en el diccionario de la RAE? Ver aquí









¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)



Respondemos tus consultas o comentarios a continuación:

Palabras cercanas: Posibles palabras relacionadas:






Cómo citar la definición: Definiciones-de.com (2015). Definición de caballería, orden de - ALEGSA © 24/09/2015 url: http://www.definiciones-de.com/Definicion/de/caballeria,_orden_de.php


¿Preguntas sobre esta palabra?: respondemos aquí



[ Imágenes relacionadas a "caballería, orden de" ]
caballería, orden de
Esta imagen puedes emplearla con fines didácticos en la escuela, institución educativa o proyectos web.

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Búsqueda por sugerencias: nuevo

Puede hacer preguntas y responderemos a la brevedad preguntar aquí






Preguntas y comentarios

    No hay ningún comentario todavía

Todos los derechos reservados © 1998 - 2016 - Diccionario de ALEGSA - Santa Fe, Argentina. Políticas y privacidad