Artículo enciclopédico: factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos

Envíanos un mensaje


Enviar

factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos



factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos
Anuncios
Actualizado: 13/06/2017
  1. Al considerar las condiciones que determinan el tipo de crecimiento y desarrollo o que por lo menos influyen en el mismo se ha intentado distinguir entre circunstancias naturales —las más o menos fijadas al nacer— y aquéllas —factores ambientales— que pueden ser dirigidas y, por tanto, modificadas por el individuo o la sociedad (v. Herencia; Medio ambiente). Entre los factores naturales hay que tener en cuenta la herencia o cepa racial, sucesión (orden del nacimiento), sexo y las características de las glándulas de secreción interna que producen los catalizadores internos de crecimiento llamados hormonas.


    Factores ambientales son los constituidos por el tipo de dieta, especialmente en lo que se refiere a su composición de proteínas, minerales y los catalizadores de origen externo (vitaminas), clima y estaciones, más la suma total de las condiciones económico sociales de la familia o comunidad que determinan el «ambiente» de crecimiento del niño. Cuando estudiamos el proceso de crecimiento como un todo, nos encontramos con que los factores naturales y los ambientales están tan entremezclados que el análisis por separado de sus contribuciones es punto menos que imposible.


    Raza y herencia


    Las medidas (peso y talla) de un recién nacido parecen ser repercusiones de los mismos valores paternos, sobre todo los de la madre. Un ejemplo de influjo materno lo da el cruce de caballos de gran alzada «shire» con los pequeños «shetland», cuya relación de pesos es de tres a uno. Los potrancos de una yegua shire y de un caballo shetland son al nacer tres veces más robustos que los potros nacidos del aparejamiento de una yegua «shetland» y un caballo «shire». Ambos tipos de descendientes llegan a alcanzar en su madurez el mismo peso, independientemente del signo sexual del cruce.


    Los recién nacidos pertenecientes a las razas europeas pesan de 2,8 a 3,6 kg, en tanto que los chinos y japoneses sólo alcanzan al nacer unos 2,6 o 2,8 kg y los recién nacidos bengalíes 2,2 kg solamente. El crecimiento en la infancia está influido por la calidad de la dieta, pero los datos estadísticos evidencian que la edad, corpulencia y salud maternas son factores de gran importancia. Los hijos de madres jóvenes son más robustos y altos, en general, que los de madre de edad avanzada. Las dimensiones corporales dependen del

    tipo de raza a que se pertenece y la salud del niño ejerce un influjo definitivo sobre su ulterior desarrollo. En tanto se va acercando a la madurez se hacen más patentes en el niño las influencias de los factores raciales y hereditarios. Los niños de talla reducida continúan creciendo de ordinario durante más tiempo que los de alta estatura.


    Parto y sexo


    Existe una correlación positiva entre el tamaño del niño al nacer y la facilidad del parto, así como con los espacios que median de una a otra preñez. El primer hijo de un matrimonio puede ser menor al nacer que un segundo hijo de la misma pareja; niños nacidos con varios años de intervalo pueden ser mayores al nacer que otros nacidos de partos muy próximos. Estas diferencias tienden a desaparecer cuando los niños crecen a no ser que actúen las influencias del medio.


    El sexo es un factor importante en la determinación del tamaño al nacer y, naturalmente, del desarrollo postnatal. Los niños recién nacidos pesan aproximadamente un 4 % más que las niñas y a lo largo de su desarrollo posterior —del esqueleto y músculos, así como en la tasa de consumo de oxigeno por unidad de superficie del cuerpo— aquéllos van delante de las niñas. La diferencia se hace más notable si recordamos que, biológicamente, las niñas son cronológicamente mayores que los niños de la misma edad. Al nacer, estas diferencias de desarrollo son ligeras: las niñas son biológicamente sólo un mes mayores que los niños, pero lo son 6 meses más a los 2 años, 12 meses a los 5 y 18 meses a los 9. Las niñas alcanzan la pubertad a los 13 años, dos años antes que los niños. El estirón de la pubertad en el crecimiento, incidentalmente más marcado en niños mal alimentados que en los bien nutridos, explica el hecho de que las muchachas de 13 años sean unos 2 cm más altas que los muchachos de su misma edad. Hacia el final del periodo de crecimiento, por los 20 años, los varones pesan 6-8 kg más y son 10-12 cm más altos que las hembras.


    Glándulas endocrinas


    Los catalizadores endógenos producidos por las glándulas de secreción interna son los impulsores primarios en la «biosíntesis dirigida» que constituye el crecimiento. La influencia de determinadas hormonas, así como el desarrollo anatómico de las glándulas que las segregan, sufre modificaciones por los efectos de otras hormonas, sobre cuyo comportamiento repercuten ellas por su parte (v. Glándulas endocrinas) . El sistema endocrino constituye, pues, un «directorio mixto», lo que hace difícil discernir la contribución de cada glándula a la economía animal. El lóbulo anterior de la hipófisis, considerada como la glándula maestra del sistema endocrino, segrega, entre otras hormonas, cierto factor promotor del crecimiento que regula el desarrollo de las visceras y del esqueleto. La ablación de la hipófisis en animales jóvenes conduce al enanismo, mientras que inyectándoles periódicamente extractos de la misma o bien injertándoles fragmentos de tejido hipofisario se provoca en ellos el Gigantismo.


    Ratas hembras sometidas a la acción de tales injertos alcanzaron un peso de 700 g y los machos 900: el peso de sus compañeros de jaula no tratados fue sólo de 300 y 450 g. respectivamente. A los perros adultos se les puede convertir en acromegálicos propinándoles extractos de hipófisis. Los enanos y gigantes circenses son en gran parte víctimas de perturbaciones de la hipófisis aparecidas en el periodo de crecimiento. Es difícil decir si estos efectos dependen directamente del funcionamiento de la hipófisis o indirectamente por actuación de las hormonas hipofisarias sobre el tiroides, las cápsulas suprarrenales y las gónadas (glándulas sexuales).


    La Glándula tiroides produce una hormona que estimula el consumo de oxigeno, con lo que regula los procesos metabólicos de todos los órganos del cuerpo, incluso de las otras glándulas endocrinas. A este respecto el tiroides recuerda a la hipófisis, aunque sus efectos son más generales que específicos. La supresión del tiroides en animales jóvenes determina el cretinismo, retraso característico del crecimiento físico y mental.


    La administración de tiroides restaura a menudo sorprendentemente la pérdida capacidad de crecimiento; a los cretinos humanos se les puede facilitar la vuelta al desarrollo normal mediante medicación tiroidea, sobre todo si se empieza a tiempo. Las consecuencias de la falta o de las deficiencias de la secreción del tiroides pueden ser debidas indirectamente a fallos de otras glándulas, en especial de la hipófisis.


    La secreción de la corteza de las Glándulas suprarrenales, que regula el equilibrio sales+agua y el metabolismo de los hidratos de carbono y de las proteínas, es de gran importancia para el crecimiento. Funcionalmente está asimismo relacionada con las hormonas de la hipófisis del tiroides y de las glándulas sexuales. Las secreciones de las gónadas, responsables del desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, se hallan a su vez bajo la influencia de otras glándulas endocrinas (v. Ovarios; Testículos). Las células germinales primarias no se desarrollan si las secreciones de la hipófisis y del tiroides son deficientes. La supresión de la hipófisis en edad juvenil determina efectos parecidos a la castración, tanto en el macho como en la hembra. Mientras que el tiroides y la hipófisis se estimulan mutuamente, las gónadas, aunque excitadas por las hormonas hipofisarias, producen a su vez sustancias inhibidoras de la hipófisis. El crecimiento del esqueleto se reduce y luego se detiene después de la pubertad, pero los eunucos crecen de ordinario hasta alcanzar una talla anormal y los capones son mucho mayores que las aves de corral normales (v. Castración). El Timo es glándula que normalmente «involuciona» en la pubertad, pero puede persistir en los castrados. Los extractos del timo, según se ha comprobado, aceleran el desarrollo de las ratas.


    Factores de nutrición


    La composición de la dieta reviste la mayor importancia como factor externo en el proceso del crecimiento (v. Depauperación y nutrición). Los animales jóvenes y los niños, cuando pueden escoger sus dietas, lo hacen de acuerdo con lo que «es mejor para ellos». Se desconoce cómo son guiados en sus elecciones (v. Hambre y apetito). En los experimentos efectuados sobre la nutrición con animales de laboratorio, generalmente ratas, se suprime de la dieta uno u otro de sus componentes para observar el efecto en la curva de crecimiento. El papel de las proteínas, e incluso el de los Aminoácidos, puede ser discernido fácilmente por este método. Se ha visto que algunos aminoácidos son esenciales para mantener el peso alcanzado por el animal en crecimiento. Otros aminoácidos son necesarios para el crecimiento, para crear nuevo protoplasma.


    Los minerales son también sustancias esenciales para un buen crecimiento orgánico; las sales de calcio y fósforo, por ejemplo, son necesarias para la formación de los huesos, el hierro para la hemoglobina y el yodo para la hormona de la glándula tiroides (v. Enfermedades carenciales) . Otros factores dietéticos de gran importancia son los catalizadores exógenos llamados Vitaminas. No todas las vitaminas son igualmente necesarias para el crecimiento de las diferentes especies de animales; en el tubo digestivo de algunos se encuentran bacterias que pueden elaborar ciertas vitaminas. La vitamina A es requerida prácticamente por todos los animales estudiados.


    Las proteínas de elevado valor biológico (que contienen todos o mucho de los aminoácidos esenciales) y las vitaminas reciben algunas veces el nombre de «alimentos protectores». Un exceso de ciertas proteínas, minerales y vitaminas, pero no de alimentos en general, acelera el crecimiento, provocando una madurez más precoz y un tamaño adulto mayor del acostumbrado. Los efectos de nutrición y desarrollo producidos por las dietas de «lujo» (distintas de las «adecuadas») abren nuevas posibilidades para el futuro, cuando una economía de abundancia remplace a una de escasez. Por el momento demuestran una relación directa entre los aspectos de crecimiento desde el punto de vista alimentario y la situación financiera y educativa de la familia y la comunidad.


    Factores economicosociales


    Numerosas investigaciones demuestran las tremendas diferencias de desarrollo de los niños en relación con el estado económico de sus padres. Como hechos resultantes de la relación ambiente-crecimiento con repercusiones en la descendencia se pueden indicar —según Sanders— los siguientes: la madre encinta obligada a realizar trabajos duros da a luz niños de pequeñas proporciones; la legitimidad y el nivel de vida se reflejan también en el tamaño del recién nacido; los emigrantes que buscan y alcanzan mayores ingresos económicos, y por ende mejor nutrición, tienen hijos más desarrollados en su nueva patria que los engendrados en la tierra de origen. Véase Puericultura.


    La salud de la madre, la higiene y sanidad general, el número de habitaciones ocupadas por la familia, la suma total de los factores ambientales, así como el nivel de la capacidad nutricia familiar, que a menudo depende de factores económicos, todos estos factores ejercen su influencia independiente y colectiva en el crecimiento del niño, del pre-escolar y del adolescente hasta que éste alcanza su madurez. La capacidad de los padres para proveerse de leche para sus hijos en crecimiento es un ejemplo notable de la importancia que tiene el nivel económico en el desarrollo humano. Las diferencias de desarrollo en niños de la misma raza, nacidos en distintos lugares de la tierra o incluso en diferentes puntos de la misma región, están relacionadas con diferencias de ingresos pecuniarios.


    Ambiente físico


    El clima y las estaciones ejercen sus efectos sobre el crecimiento, sobre todo por medio de las variaciones de temperatura. En las condiciones físicas de los trópicos el crecimiento se retrasa y la talla de los adultos es menor que la correspondiente a individuos de climas más fríos. La madurez sexual (en el macho y en la hembra, tanto en el hombre como en los animales) aparece más tardíamente en los trópicos que en las regiones templadas. Respecto a las estaciones, las variaciones en el aumento de la talla son opuestas por su valor a las variaciones de peso. En la primavera y el verano los niños ganan en talla, en tanto que en el otoño y el invierno ganan en peso. Los hemisferios N y S, con sus estaciones invertidas, nos muestran variaciones opuestas en los máximos y mínimos que se dan a lo largo del calendario. Las condiciones económicosociales (elección de residencia, vacaciones en climas moderados, etc.), complican esta influencia puramente ambiental sobre el crecimiento de manera que no es fácilmente detectable.

    Para más información ver: crecimiento.

Más ejemplos en la web:
Compartir la definición, preguntar y buscar
 factoría


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 4 (2 votos)

Respondemos tus consultas o comentarios a continuación
Palabras cercanas

Abreviaturas empleadas en la definición
V. = Ver o Verbo
Más abreviaturas...
Cómo citar la definición
Definiciones-de.com (2017). factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos - ALEGSA © 13/06/2017 url: http://www.definiciones-de.com/Definicion/de/factores_que_influyen_en_el_crecimiento_y_desarrollo_de_los_seres_vivos.php

¿Preguntas sobre esta palabra?: respondemos aquí



[ Imágenes relacionadas a "factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos" ]
factores que influyen en el crecimiento y desarrollo de los seres vivos
Esta imagen puedes emplearla con fines didácticos en la escuela, institución educativa o proyectos web.

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Buscar por palabra o frase:

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Búsqueda por sugerencias: nuevo

Buscar por palabra o frase:

Puede hacer preguntas y responderemos a la brevedad preguntar aquí

¿Hay un error o falta alguna definición?: reportar






Preguntas y comentarios

    No hay ningún comentario todavía

Todos los derechos reservados © 1998 - 2017 - Diccionario de ALEGSA - Santa Fe, Argentina. Políticas y privacidad