Qué significa astronomía - Información, significado y ejemplos de oraciones con astronomía

Definición de astronomía


Definición de astronomía
Anuncios
Actualizado: 04/06/2010
  1. f. Ciencia que trata de la posición, movimiento y constitución de los cuerpos celestes.

Segundo diccionario:
astronomía
    Origen de la palabra: (del latín astronomía., y éste del gr., astrónomo.)

  1. f. Ciencia que trata de cuanto se refiere a los astros, y principalmente a las leyes de sus movimientos.
    2º artículo
  1. Ciencia que estudia los cuerpos celestes. Depende intrínsecamente de la observación, no de la experimentación, pues opera con fenómenos que, si bien son observables a distancia, no son en modo alguno controlables. Cabe, en cierto sentido, una pequeña excepción a favor de la Luna y los astros más cercanos, los cuales pueden explorarse modernamente con ayuda del radar. Los astrónomos observan y registran las posiciones y apariencia de los objetos celestes y mediante su interpretación determinan la naturaleza, constitución y evolución del Universo al que estos cuerpos pertenecen.

    Esfera Celeste; Círculos Y Coordenadas: El observador profano contempla los astros como adheridos a una inmensa esfera cuyo centro fuera él mismo y de la que en cualquier momento sólo percibe la mitad, situada sobre la superficie aparentemente horizontal e infinita de la Tierra. Los millares de Estrellas visibles parecen inmóviles en la e... Para seguir leyendo ver: Esfera Celeste; Círculos Y Coordenadas


    Historia de la Astronomía.


    La Astronomía, que venía cultivándose rudimentariamente desde los comienzos mismos de la Historia, alcanzó un considerable grado de perfección en la Grecia antigua, unos siglos antes de la Era cristiana. Así, Aristilo y Timocaris catalogaron en el año 300 a. de J.C. las posiciones aparentes de las estrellas; Eratóstenes reconoció la redondez de la Tierra y determinó su tamaño 200 años antes de nuestra Era; Hiparco sentó la Astronomía sobre sólidas bases geométricas hacia el año 125 a. de J.C.; Aristarco, alrededor del 270 a. de J.C., llegó a afirmar que la Tierra gira alrededor del Sol.

    Historia De La Astronomía: Sistemas De Tolomeo Y Copérnico: La Astronomía antigua cristalizó en el año 150 de nuestra Era en la publicación del Almagesto tolemaico, que describía el sistema celeste de acuerdo con las ideas de Apolonio e Hiparco. Tal fue el sistema aceptado como autoridad por los astrónomos durante 14 siglos. La Tierra, según él, es considera... Para seguir leyendo ver: Historia De La Astronomía: Sistemas De Tolomeo Y Copérnico

    Historia De La Astronomía: Primeras Observaciones Telescópicas: El astrónomo danés Tycho Brahe llevó a cabo, en el siglo siguiente, una larga serie de cuidadosas observaciones sobre las posiciones aparentes de los planetas, observaciones que fueron utilizadas más tarde por el alemán Kppler como base de laboriosos cálculos que señalaban con más precisión las tray... Para seguir leyendo ver: Historia De La Astronomía: Primeras Observaciones Telescópicas

    Historia De La Astronomía: Leyes De Newton: El mayor paso adelante dado por un solo hombre en el avanzar constante de la Astronomía fue sin duda la publicación por Sir Isaac Newton, en 1687, de sus Principia, donde el ilustre sabio formuló con claridad las leyes que gobiernan todos los cuerpos en movimiento, esbozadas ya por Galileo e intuida... Para seguir leyendo ver: Historia De La Astronomía: Leyes De Newton


    El siglo xviii y la primera mitad del xix contemplaron el perfeccionamiento de los telescopios y sus accesorios y asistieron al descubrimiento de muchos cuerpos celestes, anteriormente desconocidos, y especialmente al desarrollo de la precisión en las mediciones astronómicas; Una vez determinada la distancia de la Tierra al Sol y con ella la escala del Sistema Solar, descubrióse que las estrellas más cercanas se encuentran a tanta distancia que la luz, aun a la velocidad de 300000 km/s, tarda algunos años en llegar a nosotros. Se calcularon las órbitas de numerosos cometas y se confeccionaron catálogos de estrellas, más exactos y extensos (v. Cometa) . Hallóse que los sistemas de estrellas binarias conformaban sus movimientos a la ley de gravitación; se midieron los movimientos aparentes (propios) de las estrellas en la esfera celeste, difíciles de detectar por causa de las enormes distancias estelares; el estudio, en fin, de las nebulosas progresó cuanto lo permitieron los elementos de investigación disponibles antes de conocerse las nuevas técnicas aparecidas en la segunda mitad del siglo pasado. Véase Estrella binaria; Movimiento propio.

    Historia De La Astronomía: Fotografía Y Espectroscopia: A partir de 1860, los mayores avances de la Astronomía se deben a la fotografía y espectroscopia celestes. La fotografía, además de proporcionar un registro permanente y fidedigno de la apariencia de los objetos celestes, ha aumentado enormemente el poder y precisión del telescopio. La mayor parte d... Para seguir leyendo ver: Historia De La Astronomía: Fotografía Y Espectroscopia


    Astronomía actual. La investigación astronómica continúa hoy desarrollándose vigorosamente en múltiples direcciones. Los grandes telescopios trabajan sin descanso en búsqueda infatigable de los secretos, que pueda revelar el estudio, sobre todo, de las estrellas más débiles y las nebulosas, ayudados frecuentemente por accesorios especiales como fotómetros o radiómetros que combinan todos los adelantos de la Física moderna (v. Fotometría). Se planean y construyen nuevos observatorios todo el tiempo. El Sol y los planetas son sometidos a estrecha vigilancia. La relación entre los cambios solares y los fenómenos terrestres, como los cambios de la Ionosfera, merece la atención tanto de los astrónomos como de los físicos. Los resultados de una ingente labor de muchos años en la Astronomía de la posición se han concretado en un catálogo que facilita las ascensiones rectas y las declinaciones de más de decenas de miles de estrellas con aproximación de centésimas de segundo de arco, así como sus tipos y magnitudes espectrales (v. Magnitud). Los astrónomos aficionados, al tiempo que se procuran un placer, contribuyen a la ciencia astronómica con el estudio de las Estrellas variables, la detección de meteoritos y el descubrimiento de cometas. Abundan las oportunidades para el estudio de la Astronomía no sólo en forma de cursos completos que imparten los centros especializados sobre las diversas ramas de la Astronomía, sino en los planetarios y sociedades astronómicas existentes en muchas poblaciones para instrucción y entretenimiento del público. Véase Planetario.


    A través de su larga historia, la Astronomía ha ejercido gran influencia en otras ciencias destinadas a servir a los quehaceres humanos. Entre sus aplicaciones prácticas destacan la medición del tiempo y la determinación de la dirección y posición geográficas. De ella dependen, considerablemente, la navegación marítima y aérea. Las demandas de los astrónomos han estimulado considerablemente la fabricación de telescopios y, por ende, el arte de la óptica práctica. Lo mismo ocurre con importantes ramas de la ciencia matemática. La Astronomía ha contribuido al progreso de la Química, por ejemplo, al descubrir helio en el Sol antes de que se hallara en la Tierra. Los progresos de la Física atómica y nuclear están íntimamente relacionados con la espectroscopia astronómica. El Arte y la Literatura, la Filosofía y la Religión han contraído también grave deuda con la Astronomía, que, al igual que otras ciencias, estimula y satisface el deseo natural en el hombre de aumentar sus conocimientos, el saber, y, quizá más que otras ciencias, da al hombre la medida de la «servidumbre y grandeza humanas», la noción de la insignificancia cósmica de su habitáculo y del poderío de su intelecto capaz de elevarlo por encima del lugar donde mora; en una palabra, de la pequeñez de su cuerpo y de la grandeza de su mente.

    Radioastronomía: En 1931 observó K. G. Jansky que las perturbaciones parásitas de un aparato de radio sintonizado a una longitud de onda de 15 m eran más fuertes cuando coincidía hallarse encima la Vía Láctea. En este momento nació la Radioastronomía. A Grote Reber, ingeniero de radio y astrónomo aficionado, corresp... Para seguir leyendo ver: Radioastronomía


    El Sol. Cuando el Sol está desprovisto de manchas y de otras perturbaciones, las ondas de radio más cortas vienen de cerca de su superficie y corresponden a la temperatura de un cuerpo negro de unos 10000 °K (v. Cero absoluto); las longitudes de onda más larga emitidas por la Fotosfera (superficie) no atraviesan la Corona solar. Lo que se registra a longitudes de onda de unos pocos metros es la radiación de la corona opaca, la cual posee una temperatura de aproximadamente 1000 000 °K. En sus periodos de perturbación el Sol envía súbitas explosiones de radioemisiones 1000 000 000 de veces más intensas que las normales.

    Como estas explosiones se observan generalmente primero en las longitudes de onda más cortas, procedentes de cerca de la fotosfera y después se desplazan hacia longitudes de onda cada vez mayores que se originan a mayores alturas, se cree que están relacionadas con las explosiones de materia solar: cuanto mayor sea su altura sobre la fotosfera, mayor es la longitud de onda registrada. Como todas las explosiones súbitas son sumamente efímeras, sus velocidades han de ser enormes. Las de velocidad moderada, del orden de 1000 km/s, tal vez sean idénticas a las violentas prominencias (o llamaradas) que producen la Aurora boreal cuando alcanzan la Tierra. Las explosiones más violentas corresponden a velocidades de 100000 kilómetros por segundo.

    La Vía Láctea, en su conjunto, produce tal catarata de ondas que el cielo nocturno aparecería brillante a nuestros ojos si éstos fueran sensibles a las ondas de la radio. La región más brillante, una pequeña zona de un grado de diámetro situada en la constelación de Sagitario, corresponde al centro de nuestra Galaxia. Algunas Galaxias, como la nebulosa de Andrómeda, son también débiles emisores de radiaciones radio.

    Por radioestrellas, nombre sin duda inapropiado, se entienden ciertas zonas aisladas del cielo que emiten radiaciones mucho más abundantes que las difusas zonas de su fondo. Los principales objetos de este tipo son: a) antiguas supernovae, como la nebulosa del Cangrejo, en que la radioemisión proviene de las turbulentas masas de gas lanzadas en la explosión original de la Nova (año 1054 de nuestra Era, para la nebulosa del Cangrejo); b) nebulosidades filamentosas de tipo sumamente turbulento en la Vía Láctea; c) pares de galaxias en colisión, en que la radioemisión se debe probablemente a los gases agitados en la colisión más que a las estrellas de las galaxias; d) algunas estrellas peculiarmente activas, probablemente de la misma naturaleza que las variables, pero sujetas a perturbaciones de mucha mayor importancia parecidas a las solares.


    Hidrógeno neutro. La emisión en una longitud de onda de 21,1 cm, producida por átomos neutros de hidrógeno en las regiones más frías de la Vía Láctea, fue intuida por C. H. van de Hulst en Holanda y descubierta casi simultáneamente en Harvard, Leiden y Sidney (Australia). Las mediciones exactas de los cambios de longitud de onda (desplazamientos Doppler) de esta línea de emisión como consecuencia de los movimientos del hidrógeno (v. Velocidad radial; Doppler, Efecto) nos han facilitado una descripción casi completa de la estructura espiral de la Vía Láctea y de su rotación en tomo al centro galáctico. Asimismo han llevado a la conclusión de que la razón entre la masa de gas y la masa de polvo en las nebulosidades negras de Tauro es aproximadamente de 100 a 1.


    Las observaciones por radar de los meteoritos constituyen una rama específica de la Radioastronomía. No sólo han permitido descubrir lluvias diurnas de meteoros, sino que han revelado, mediante exactas mediciones por radar de sus velocidades, que todos o casi todos los meteoritos pertenecen al Sistema Solar. Al menos no ha podido observarse hasta ahora ninguno procedente del exterior del sistema. Se han la Luna y los futuros adelantos de la técnica ya permiten estudiar las propiedades del eco lunar y de los otros conseguidos, Venus, el Sol, etc. Véase Radar.

    La Luna refleja y reemite la luz del Sol, convirtiéndola parcialmente en ondas de radio. El estudio de las radioemisiones de la superficie lunar ha permitido deducir que el satélite está cubierto de una fina capa de polvo.

Sinónimos de astronomía : cosmografía










Diccionarios relacionados: Ciencia - Astronomía


¿Mejoramos la definición?
Puntos: 0 (0 votos)



Respondemos tus consultas o comentarios a continuación:

Palabras cercanas: Posibles palabras relacionadas:

Abreviaturas usadas:
f. = sustantivo femenino
Más abreviaturas...





Cómo citar la definición: Definiciones-de.com (2010). Definición de astronomía - ALEGSA © 04/06/2010 url: http://www.definiciones-de.com/Definicion/de/astronomia.php


¿Preguntas sobre esta palabra?: respondemos aquí




[ Imágenes relacionadas a "astronomía" ]
astronomía
Esta imagen puedes emplearla con fines didácticos en la escuela, institución educativa o proyectos web.

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Buscar por letra: A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z - 0-9 - Indice

Buscar por categoría: Anatomía - Biología - Botánica - Fís. y Quím - Literatura - Medicina - Religión - Zoología - más categorías

Búsqueda por sugerencias: nuevo

Puede hacer preguntas y responderemos a la brevedad preguntar aquí






Preguntas y comentarios

    No hay ningún comentario todavía

Todos los derechos reservados © 1998 - 2016 - Diccionario de ALEGSA - Santa Fe, Argentina. Políticas y privacidad